Historia de Thrall

Ir abajo

Historia de Thrall

Mensaje  Dark Slifer el Vie Abr 10, 2009 10:09 pm




Thrall, hijo de Durotan es el jefe de guerra de la restaurada Horda shamanística, y rige sobre la tierra roja de Durotar en Kalimdor. El es el líder de la facción de los orcos, situado en el asimiento de Grommash, en el valle de la sabiduría, en la ciudad orca de Orgrimmar. El nombre orco de Thrall, aunque nunca fue dado a él oficialmente, es “Go’el.”

Nombre: Thrall, Warchief, Jefe de Guerra.
Genero: Varón
Raza: Orco
Clase: Guerrero, en el Warcraft III Vidente.
Afiliación: Horda.
Parientes: Durotan, su difunto padre.

Biografía: Juventud.

Thrall fue encontrado entre los cuerpos sangrientos de sus padres asesinados por Aedalas Blackmoore, el general de todos los campos de internación para los orcos. Blackmoore volvió a su fortaleza, Durnholde, con Thrall, y lo educó como gladiador, con todo el salvajismo de un orco, pero con el intelecto estratégico afilado de un ser humano.

Cuando escapó, se encontró con Grom Hellscream, lider de los Warsong, y para el un hermano mayor, tras la muerte de Ogrim Doomhammer, Thrall fue nombrado Warchief de la Horda, y Hellscream que le podría haber arrebatado el poder si hubiera querido no lo hizo, ya que le consideraba sabio y paciente.

Los días pasaban y Thrall seguia planeando nuevas estrategias para diezmar las fuerzas de la Alianza, que cazaban a los de su especie sin descanso. Una noche, Thrall recibió la visita de un personaje de gran poder, este hombre se llamo asi mismo Oráculo, o Guardián.

Thrall percibió un gran poder en este hombre, y escucho su propuesta. El Oráculo le dijo que tenía que viajar al oeste, a las tierras de Kalimdor, y que solo allí su gente estaría a salvo y lista para el combate.

Thrall decidió hacerle caso a este personaje, y empezó a agrupar a sus fuerzas, llamó a Hellscream y sus Warsongs, y a todos los clanes de la Horda.

A medio camino a lo largo de su viaje a Kalimdor, las naves de Thrall son sitiadas por una tormenta feroz cerca del Maelstrom (torbellino de en medio del mar entre Azeroth y Kalmidor.) y forzadas a tomar el puerto en una isla pequeña. Allí los orcos encuentran Sen’jin, que tiene tribu de murlocs y un puesto avanzado humano en la isla. Temiendo para la seguridad de la Horda, Thrall y sus guerreros asaltan la base humana, sólo para descubrir que el archimago responsable fue colocado allí para guarecerse de los murlocs de la bahía. Mientras que los orcos y las fuerzas humanas guerrean el uno con el otro, los monstruos de la bahía buscan sacrificios para sus rituales. Thrall entonces se encarceló dentro del Dungeon ardiente de los murlocs. Él averigua de un cazador troll, con quien él comparte empatía, que los murlocs están planeando sacrificarlos a ambos a una bruja del mar. Afortunadamente, aunque los murlocs se ven extraños, son inconscientes de las capacidades shamanísticas de Thrall, y el warchief puede escapar y liberar a sus guerreros. El Troll, sin embargo, se da cuenta que Sen’jin no esta con ellos, lo han tomado prisionero durante el primer sacrificio. Thrall llega hasta el altar, pero sólo para mirar con horror mientras el hechicero murloc mata a Sen’jin. Thrall y sus guerreros pueden matar a los tres guardias de Murlocs que mantienen la barrera mágica que previene su escape, pero es demasiado tarde para el líder de los trolls. Sen’jin mientras muere revela una visión a Thrall en la cual este conducirá a la tribu de Darkspear a la grandeza. Thrall entonces ofrece a los trolls restantes un lugar en la Horda por la amabilidad que han demostrado hacia los orcs. Thrall emerge de la cueva y es enfrentado por el fantasma de la bruja del mar. Ella amenaza con vengarce por la destrucción de su altar y siervos, poniendo una maldición sobre el warchief en la que el mar se lo tragaría a él y todas sus fuerzas. Al volver a su base, Thrall descubre que el cielo amenaza tormenta, no es tiempo aún de navegar. Él también aprende que la isla es volcánica y que el volcán inactivo está a punto de entrar en erupción. La bruja del mar, mientras tanto, lanza sus fuerzas de murlocs contra la Horda, sedienta por la venganza. Sin embargo, ayudado por los trolls, la Horda puede sostenerse de sus atacantes suficientemente para reparar sus naves y para manejarlas escapándose antes de que el volcán entre en erupción. La maldición de la bruja del mar pudo tener cierta influencia, dependiendo de cuan cercano a su isla se esté. Sabemos que las fuerzas de Thrall naufragaron. Asimismo los otros clanes, tales como Hellscream, no estaban entre ésos cogidos por la tormenta y conducidos a la isla.


Cuando llegaron a Kalimdor, las fuerzas de Thrall se encontraron a Cairne Bloodhoof, líder de los Tauren, que luchaban contra los centauros y los razormantes en The Barrens.

Thrall le ayudo a deshacerse de esta escoria, pero para su sorpresa, al terminar la corta batalla, a la distancia, podía ver al clan Warsong y a su “hermano” Grom luchando contra la Alianza. Thrall bajo por la montaña y ayudo a su amigo. Una vez ganada la batalla le dijo a Grom y a su clan que no atacaran a la Alianza, por el momento y entre dientes, Grom no tuvo más remedio que aceptarlo.

El Oráculo volvió a aparecerse en uno de sus sueños y le convoco a un lugar, en una cueva, Cairne Bloodhoof le dijo que solo había una cueva en todo The Barrens, una vez en lo más ondo, se dio cuenta de que una humana se había adentrado con ellos hasta lo mas hondo, esta humana se presento: Jaina Proudmoore, líder de los supervivientes de Lordaeron.

Entonces apareció el Oráculo de nuevo, les dijo que tenían que ir a los bosques de Ashenvale, en busca de unos nuevos aliados, y que la Horda y la Alianza no tenían porque luchar entre si.

Tras muchas batallas, el Oráculo les volvió a convocar, una vez en el claro, aparecieron dos elfos, un druida y una sacerdotisa, que se presentaron con Furion Stormrage y Tyrande Whisperwind.

Antes de que pudieran empezar una batalla, el Oráculo se volvio a aparecer. Les conto toda su historia, el era Medivh, habia sido asesinado por quien mas queria por sus pecados (nada mas ni nada menos que abrir el Portal Oscuro que dio paso a la Horda).

Después de pensar, los cuatro jefes decidieron acabar con la Legión de Fuego, que había vuelto para tomar el mundo de nuevo, como ya hicieron hace diez mil años, pero sin éxito.

Pero antes de luchar contra la Legión y su “chusma” de demonios, Grom fue poseído por la sangre de Mannoroth, el poseedor de los orcos, quien los creo y los poseyó para convertirlos en maquinas de matar a su favor, pero no todo salio bien ya que los orcos escaparon de su dominio, pero Mannoroth, volvió junto con la Legion para reclamar lo que era suyo.

Thrall muy apenado, curo a Hellscream, y juntos, los dos jefes de la Horda se enfrentaron a Mannoroth en un cañon, no sin el sacrificio de la vida de Hellscream, los orcos se libraron de Mannoroth y estaban listos para la batalla, con ansia de venganza…

En la batalla del Monte Hyjal, las fuerzas de la Horda, Alianza y elficas se unieron contra un enemigo comun, y tras muchos sacrificios pudieron terminar con la infeccion de la Legión, y con su maestro, Archimonde.
Después de esta batalla, Thrall mando a todos sus clanes a Durotar, a fundar la ciudad de Orgrimmar, en recuerdo de Ogrim Doomhammer. No sin ayuda de Rexxar, un Mok’Nathal (medio Ogro, medio Orco) y todos los miembros de la Horda, la ciudad fue fundada con éxito, y es ahora uno de los bastiones más poderosos de Azeroth, y alli reside Thrall, el liberador de los orcos.

fuente: wow europe


Última edición por Big Boss el Sáb Abr 11, 2009 1:41 pm, editado 1 vez (Razón : título del artículo)
avatar
Dark Slifer
MJ. Cima del Trueno
MJ. Cima del Trueno


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.