Los Goblins

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los Goblins

Mensaje  Azazel el Sáb Abr 11, 2009 1:46 pm

Los goblins son pequeños, verdes (o amarillos-verdes) con rasgos característicos y una elevada inteligencia (aunque a menudo de poco sentido común).

Un número de príncipes comerciales domina muchas de las propiedades goblin del mundo entero. Aunque todos los príncipes comerciales viven en la ciudad goblin de Undermine en la Isla de Kezan, cada uno de ellos controla sus propios ejércitos. A su vez, controlan también la minería, la deforestación, el comercio de esclavos y la usurpación.

Faccion/Afiliacion: Neutral
Capital: Undermine
Clases: Guerrero, Mago, Brujo, Pícaro
Lideres Raciales: Varios Príncipes mercantiles
Montura Racial: Raptor
Mundo de Origen: Azeroth
Zona de inicio: Durotar
Lenguaje (primario): Goblin
Lenguaje (secundario): Común, Orco
Altura promedio Varón: 2'7" - 4'3" pies Hembra: 2'5" - 3'1" pies

Historia y Cultura

Los goblins son pequeños humanoides, astutos y perspicaces, que tienen un gran interés en el comercio y en las cosas mecánicas. La sociedad goblin está definida principalemente por el comercio y el intercambio. Los intrigantes y timadores goblins van siempre en busca de el mejor trato. Las otras razas ven a los goblins como inventores, comerciantes y, sin excepción, maniáticos. Valoran la tecnología como un aspecto útil de comercio. Unos dicen que su ventaja - y su maldición - es ser los primeros usuarios de tecnología en un mundo gobernado por la magia. Mientras los Enanos y Gnomos comparten dotes similares, la tecnología goblin es de mayor envergadura y siniestra y hace un mayor impacto sobre el mundo natural.

Emplean enormes equipos de ingenieros que amplían la tecnología corriente y producen artefactos para satisfacer una amplia serie de usos. Constantemente construyen y reparan máquinas y trabajan sobre nuevas ideas. Lamentablemente, los goblins alternan al genio apasionado con la falta de concentración. Su carencia de disciplina hace que muchas creaciones se terminen a la mitad cuando algo nuevo llama su atención. La artesanía goblin tiene una reputación bien merecida debido a la falta de fiabilidad, ya que un dispositivo goblin puede explotar simplemente porque su creador olvidó colocar una válvula de escape fundamental. Los goblins envidian los inventos de los Enanos de Forjaz relacionados con las armas de fuego, tanto desde un punto de vista comercial como tecnológico. Reconocen que las armas de fuego representan una nueva fuente de poder, y el que controla la fuente controla el oro - que es, para los goblins, el poder supremo. Por suerte para el resto del mundo, la experimentación en armas de fuego de los goblins sufre de la habitual dejadez de la raza - y los incorrectos experimentos con pólvora tienden a terminar las carreras de muchos goblins aspirantes a ingenieros. Las armas de pólvora goblins tienden a ser poco elegantes y violentamente el explosivas (minas, cohetes y similares).

Un número de príncipes comerciantes dominan las propiedades goblins en Azeroth. Aunque los príncipes del comercio viven todos en la ciudad de Undermine, en la Isla de Kezan, lejos de Kalimdor y de los Reinos del Este, cada uno controla su propia flota comercial y su ejército privado. Cada príncipe tiene su propia especialidad, monopolizando el comercio en un cierta área, como la minería, la deforestación, la esclavitud o la caza furtiva. Los príncipes son los más astutos de su raza y no se detienen ante nada para amasar grandes fortunas y poder (tanto por vías legales o mercado negro, o por la traición). Los goblins que se encuentran en Kalimdor y los Reinos del Este son trabajadores independientes, privados o los agentes de los príncipes comerciales de Undermine. Los goblins son luchadores tenaces. Atacan tanto con ballestas o armas de fuego (haciendo pequeñas modificaciones de las armas enanas) o con mazas, pequeñas espadas o el armamento extraño (armas de vapor "hechas en casa" para combate cuerpo a cuerpo). Cuando son atacados en sus madrigueras, también luchan con sus propias herramientas. Tienen un buen conocimiento de tácticas y estrategias, y son los maestros del asedio. Su amor por las grandes máquinas los hace mercenarios ideales para atacar fortificaciones.

Los goblins son astutos en los negocios, y los clientes que creen que pueden llevar la delantera suelen terminar decepcionados. "Engañar a un goblin" significa en el idioma enano "algo que es casi imposible de hacer". Los goblins son también estafadores y timadores consumados. Su misión en el mundo es crear nuevas increíbles invenciones, aumentar la riqueza, y causar tantas travesuras como puedan.

Los goblins lucharon con la Horda con la Segunda Guerra, pero se separaron cuando comprendieron que era más provechoso trabajar para ambas facciones. Sin embargo, muchos goblins recuerdan la diversión de la Horda y están dispuestos a bajar los precios de mercenarios y esclavos. Ofrecen servicios casi exclusivos de transporte para la Horda, los zeppelins. Con mayor probabilidad se encuentra un grupo de goblins, que acogen el gran placer del caos que crea la Horda, que a aquellos que pertenecen a la Alianza. Quizás con bastante persuasión, los goblins podrían ser convencidos para volver a unirse a la Horda por primera vez desde la Segunda Guerra (aunque pudiera ser tan provechoso como perjudicial conociendo a los goblins).



Primeras apariciones

Los goblins aparecieron por primera vez en Warcraft II publicado por Blizzard en diciembre de 1995, y han aparecido en contadas ocasiones desde entonces.

Su aspecto más temprano cronológicamente era con la Guerra de la trilogía de los Ancianos; Neltharion creó el Alma de Demonio antes de la Guerra de los Ancianos con la ayuda de goblins artificieros, haciendo alusión que los goblins pueden ser una raza antigua. Esto conduce a la posibilidad de que fueron creados por dragones.

Tecnología

Aunque antes sólo eran objeto de bromas en las cervecerías, las invenciones goblin han mostrado una gran mejora en los años recientes. Están, en particular, encariñados con las cosas mecánicas, la alquimia, y los explosivos. Su amor por la mecánica a menudo los pone en competencia directa con los gnomos que disfrutan de dispositivos similares. Tanto el mecanismo "triturador", que permite a un goblin recoger tanta cosecha como diez campesinos o como por los "dirigibles", parecidos a zeppelins que pueden transportar tropas de manera fácil por un terreno infranqueable; las invenciones de los goblins se ha hecho legendarias. Tal ingenio tecnológico está centrado en el alzamiento entre las razas como cualquier destreza comercial.

Incluso con los mal funcionamientos y las explosiones que se producen (no tan frecuentes como las charlas de taberna), la tecnología goblin demuestra ser de una calidad que rivaliza con los Enanos y sus armas de fuego. Si los goblins poseyeran la fuerza física y el poder místico de emparejar su inventiva y astucia, serían una fuerza de bastante importancia. Desde luego, los goblins demandan que son ya -si no por su frágil físico- los que gobernarán el mundo. Es entonces cuando los goblins se ríen y dicen que prefieren los desafíos. Después, se ofrecen para invitar en la cervecería a la siguiente ronda.


Rol en la Segunda y en la Tercera Guerra


Los goblins se dieron a conocer en la Segunda Guerra cuando realizaban las misiones suicidas que emprendieron para la Horda, atándose con correa de explosivos y flotando detrás de líneas enemigas con la ayuda de una vejiga de una oveja inflada. Después del conflicto, los goblins anunciaron que ellos no tenían ninguna orientación política. Su único y verdadero interés era comercial: si tú tenías una moneda para comprar sus mercancías, ellos eran tus amigos. Tal neutralidad les da una amplia base de comercio para sus mercancías, desde artículos mágicos a sus propias invenciones mecánicas. Se rumorea que se unieron durante la Segunda Guerra a la Horda porque los Orcos les pagaron o los intimidaron.

En general, la Alianza y la Horda respetan el poder de los goblins, que no es más que el aprovechamiento de la capacidad de los príncipes comerciales de conseguir artículos de difícil obtención. Los rumores han surgido en la contratación de goblins para la explotación minera y los planes de deforestación para obtener gran cantidad de materias primas, sin embargo, esto preocupa a los Elfos Nocturnos, que aman la naturaleza y la gran preocupación también de los Tauren. Ya que las historias han surgido, los príncipes comerciales han sufrido los ataques sobre sus trenes de suministro y el sabotaje de sus fábricas. Los goblins son bastante inteligentes para saber que la lista de sospechosos es corta y ellos aparecen en el lugar más peligroso. Aunque han amontonado suficientes riquezas como para alquilar la seguridad adicional para sus intereses mercantiles.


Comercio

Un tiempo después de la Segunda Guerra, al parecer los goblins se cansaron de suministrar explosivos a la Horda y decidieron que debían tomar el mando de sus propios destinos. Sorprendentemente, se mostraron suficientemente inteligentes para saber que la construcción de un ejército formado sólo por su propia raza sería una opción aún más sangrienta que la plantación de minas. Entonces, escogieron un camino diferente.

Los goblins se han aficionado al papel de comerciante con una venganza, y ahora es difícil viajar durante más de un día o dos sin toparse con una tienda de goblin de cualquier tamaño. Los zeppelins goblins vuelan a través del continente, entregando bienes, provisiones, mensajes y pasajeros de una tienda a otra, y se ha escuchado a más de un goblin alardear de que si no está en su tienda, puede tenerlo en las estanterías dentro de una semana. Un bromista desafió aquella reclamación y pidió una docena de trituradoras, sólo dos días más tarde estaban esperando fuera de su casa.


Las tiendas goblins se pueden encontrar en cualquier parte de Azeroth, independientemente de si realmente hay ciudades cercanas ausentes de peligros como el Azote. Los goblins venderán algo a cualquiera que lo desee con unos "inflados" precios.

Al parecer, el propietario goblin de cada tienda decide cómo proteger su negocio de los robos. Algunas soluciones empleadas incluyen el alquiler de mercenarios como guardias de seguridad; complicados sistemas de seguridad; y, el más destacado, enormes bombas sobre un muerto que puede detonarse en cualquier momento si un comerciante goblin se siente amenazado. Después de la extensión de noticias sobre ladrones y matones que entran en las tiendas, pocos confían ya en que una tienda pueda ser protegida.

Aunque muchas tiendas permanezcan independientes, un número elevado de ellas tiene signos de que son manejados y forman parte de "Ventura & Cia.", cuyos titulares de reclamación tiene su sede en una ciudad gobernada por lejanos goblins, donde las calles están pavimentadas con oro.

Los goblins también son legendarios por la gran variedad de operaciones comerciales a las que están dispuestos a caer y por su tenacidad en la negociación. Los goblins han establecido chozas y pequeñas ciudades de todo tipo del comercio por gran parte de Kalimdor en un impresionante breve espacio de tiempo. Estos avanzados puestos pueden variar en el tamaño y la posición, pero todos tienen una impresionante cantidad de mercancías. Los puestos avanzados consiguen envíos de suministro regulares (o tan regulares como es posible, considerando los peligros que atraen los viajes a través de Kalimdor), todo coordinado por el goblin que negocia con los príncipes.

Cría

Según el comentario hecho por uno de los desarrolladores del RPG de Warcraft, los goblins "se reproducen como conejos", que representa que se multiplican rápidamente excediendo su población en número y, tarde o temprano, destruyendo cualquier otra raza que habite en las áreas donde ellos se instalan.

Tal es el caso con Tanaris, donde los goblins exceden en número al natural de los Trolls Sandfury, así como la Isla de Kezan, donde ellos también empujaron a los nativos trolls de la mayoría de la tierra. La única razón de que los goblins no coincida con la Horda y la Alianza en la población es porque los goblins "se explotan" a menudo en sus investigaciones.

Cocina

Varios goblins también son conocidos por sus habilidades en la cocina. Recetas de cocina, como Goblin Deviled Almejas y la Almeja con Crema de Pescado Undermine son un elemento básico del comercio promovido por la larguirucha y verde raza. Los aventureros de Azeroth que deseen progresar en su habilidad de las artes culinarias al nivel artesanal están destinados a ayudar a Dirge Quikcleave, el maestro chef de Gadgetzan, en la creación del un nuevo plato suculento, Sorpresa de Almeja. Otro chef goblin de prestigio, Legassi, que está perdido en la Península de Fuego después de un choque de zeppelin, dirige a los jugadores en la creación de nuevos, variados y tentadores platos.

Fe

Los goblins colocan su fe en ellos mismos y en el oro. Alzan las cejas ante conceptos insubstanciales como el chamanismo y la Luz Sagrada, prefiriendo a dioses que ellos pueden ver, pesar y gastar.

Lenguas

Los goblins hablan el Goblin, Orco, y el Común. Los goblins hablan estas lenguas para poder comerciar con todas las razas como les sea posible.

Goblins importantes

* Gazlowe.
* Baron Revilgaz.
* Razdunk.
* Krill.


Última edición por Azazel el Dom Abr 12, 2009 1:21 pm, editado 2 veces
avatar
Azazel
MJ Gilneas
MJ Gilneas


Volver arriba Ir abajo

Re: Los Goblins

Mensaje  Azazel el Sáb Abr 11, 2009 1:52 pm

Apariencia

Los goblins son pequeños y delgados, haciendo una media de 0.91m (3 pies de altura) y pesando entre 13.61 y 22.68 kg (30 y 50 libras respectivamente). Tienen la nariz, la barbilla y las orejas largas y agudas y la piel verde. Sus brazos son largos y delgados y sus dedos hábiles. Tienden a llevar ropas de cuero, a menudo cortadas en delantales para protegerse contra fluidos abrasivos. Las gafas, por lo general, cubren sus ojos, y varios dispositivos tecnológicos son atados al rededor de sus cuerpos.

Los goblins que tienen pelo a menudo lo llevan con colas de caballo o puntiagudo.

Relaciones

Los goblins son una raza astuta de ingenieros que los aventureros suelen encontrar como enviados comerciales o miembros de incursiones piratas. Los barcos goblins frecuentan los mares, transportando o buscando riquezas, esclavos o mercancías exóticas. El puerto goblin principal de Kalimdor es la ciudad de Trinquete, lugar localizado en la orilla Este de Los Baldíos, entre Durotar y Theramore. Los puestos avanzados de comercio goblin se encuentran por todas partes, tanto las ciudades principales como reinos inhospitalarios como Northrend y el Valle Stranglethorn. Sus zeppelins controlan un rico negocio que consiste en el transporte de pasajeros a través de diferentes reinos y continentes.

Los goblins son neutrales y hacen todo lo posible para asegurar que sus clientes jueguen limpio. Los guardias goblins patrullan Trinquete y algunos otros establecimientos goblins, guardando "etiquetas" sobre los visitantes de la Horda y de la Alianza. A pesar de estos cobradores, los establecimientos neutros de los goblins pueden ser sitios peligrosos, ya que los miembros de ambas facciones a menudo se atacarán el uno al otro evadiendo a los guardias goblin. A excepción de Trinquete, sus establecimientos generalmente tienen un aspecto constante de estar en construcción.

Los comerciantes goblin suelen contratar en sus viajes a guardaespaldas para que los protejan a ellos y a sus mercancías. Los goblins son independientes. Formaron parte de la Horda en la Segunda Guerra, pero ahora sirven a cualquiera que esté dispuesto a pagarles. La invención y creación de nuevos inventos requieren recursos masivos, tanto para crear las máquinas como para mantener aquellas que realmente funcionan. Reciclan las viejas máquinas estropeadas para aprovechar todos los objetos que puedan. Pero esto sólo les sirve por un tiempo, por lo que se agarran al comercio con todas las razas que puedan como método para conseguir los materiales que necesitan. Son la quintaesencia de los comerciantes, venden todo tipo de mercancías exóticas al mayor precio posible.

Las búsquedas de mecánicas goblins no son siempre realizadas dentro de los límites de sociedad cortés. Aunque no son "el mal", están dispuestos a emprender sombríos negocios -la esclavitud, la deforestación, la usurpación, el contrabando y la perforación de aceite, por ejemplo- para lograr sus objetivos. Son oportunistas al corazón y se deleitan en lograr el mejor trato en todo momento. Los goblins lo tratan de conseguir con todas las otras razas. Sin embargo, cada uno ve a los goblins con la sospecha justificada. Los Elfos Nocturnos odian a estas pequeñas criaturas porque no tienen ningún respeto hacia la naturaleza.

Los goblins son un manojo capitalista y la mayor parte de sus compras o ventas son para obtener ganancias. Les gusta regatear, poseer excelentes mercancías y son demasiado inteligentes para ser engañados, o eso dicen. La mayoría de las grandes ciudades tienen al menos una tienda asentada allí, manejada por una familia goblin. Los cabeza de familia controlan la tienda mientras los goblins más jóvenes viajan por el mundo para encontrar, comprar o robar el inventario. Venden a cualquiera: Alianza, Horda o independiente. Algunos aún tratan con demonios si el precio es considerable. Algunos goblins llevan sus carros de ciudad a ciudad, comprando y vendiendo por cualquier sitio que pasen. Estos carros parecen raquíticos y de mala calidad, pero el aspecto probablemente sea un método de distracción. El conductor y el carro tienen que estar siempre en perfectas condiciones; nunca se sabe cuando el goblin ha de salir rápidamente de una ciudad por culpa de un cliente enfurecido. Estos comerciantes suelen tener menos reputación siendo así más difíciles de identificar. Las casas de un comerciante goblin no tienen por qué ser evitadas, pese a todo. A menudo un héroe puede descubrir artículos difíciles de encontrar, artículos raros o mágicos, dentro de las paredes. Mientras el héroe es capaz de descubrir un mal trato, debería ser seguro para él entrar. Los goblins no son nada flexibles, ya que rechazan cualquier tipo de trueque y exigen que se les pague con oro. Hay un dicho en torno a Trinquete: "Si un comerciante goblin pasa hambre y alguien le ofrece negociar comida a cambio de algún objeto de la mercancía del goblin, éste moriría de hambre antes de aceptar nada excepto oro". Un cliente que entra en una tienda goblin que tiene la intención de intercambiar sus hallazgos, dice el goblin que vaya a reírse a la calle. Ni siquiera les dan sus empleados algún tipo de descuento en la mercancía. Los goblins sólo dan oro. Los comerciantes aceptan el oro en cualquier forma y tienen la balanza exacta para ayudar a sus clientes. Aceptan pepitas extraídas recientemente, polvo de oro o las monedas de oro de la Alianza mutiladas que serían rechazadas en otras áreas. Son los más gruñones cuando alguien les paga con plata, pero igualmente la aceptan.

Horda y Alianza

Los goblins se preocupan poco por los conflictos entre la Horda y la Alianza; lo que más les preocupa, como siempre, es el efecto que puede tener sobre sus bolsillos. A los goblins, por lo general, no les gusta el Azote, como los Renegados que amenazan con destruir a la Alianza y la Horda, dejando a los goblins sin clientes. La guerra es un buen negocio para los goblins; la aniquilación no. Una vez que ellos sirvieron como mercenarios suicidas para la Horda; ahora los goblins han hecho su lugar como la mayor raza comerciante de Azeroth. Si uno quiere comprar algo, tanto provisiones, equipo, armas, artículos mágicos o incluso esclavos, los goblins lo tienen o saben donde conseguirlo. En sus ojos, todo lo que importa es el precio.

Los conflictos militares son un buen método para hacer dinero, como la compra de suministros, y si las dos partes están acompañadas por igual, los conflictos podrían continuar durante generaciones. Esto les hace ganar grandes bolsas de monedas a los goblins durante los años próximos. Los goblins echaron una mano a la Horda durante años debido a esto, pero ahora sienten que la Horda ha igualado a la Alianza en poder, y por eso residen en el lugar neutral, satisfaciendo a ambas facciones por igual.

Los goblins entienden mejor a la Alianza de lo que ellos entienden a las razas neutras, ya que tienen una larga historia de relaciones con la Alianza. Como comerciantes, con frecuencia son encontrados en Theramore, y como mercenarios, aún pueden ser encontrados entre los ejércitos de la Alianza. Como buenos empresarios, los goblins conocen muy bien a sus clientes y casi siempre saben lo que necesitan. Dentro de la Alianza, sus clientes favoritos son los Altos Elfos, que no dejan pasar la posibilidad de comprar artículos mágicos. Aunque muchos en la Alianza consideren que los mercenarios verdes se benefician de la guerra, no es para lo que ellos los usan. Si la Alianza no tiene ningún mecánico o éstos han muerto en una batalla anterior, entonces es cuando se recurre a los goblins como reparadores y suministradores. Y los goblins siempre están dispuestos a ayudar a un cliente, siempre que sea a un precio razonable. Las habilidades de los goblins seguramente no acaban en el comercio. Aunque no son tan expertos en la invención de armas de fuego como los enanos de Forjaz, han perfeccionado su talento para lograr crear un puñado de instrumentos muy útiles que son, desde luego, para venderlos. Desde los últimos conflictos, los goblins han modificado su táctica de márketing para enfocar sus operaciones de deforestación en los sucios bosques de Frondavil. También venden sus zeppelins a los elfos nocturnos, de manera que los clientes pueden observar y poner fin a la deforestación. Hicieron muchos artículos de venta para ayudar a la Alianza en la lucha contra Illidan y su ejército de Elfos de Sangre y Naga, y constantemente recuerdan a los miembros de la Alianza que pasan por Trinquete que Illidan está todavía ahí y las provisiones son siempre necesarias. Algunos comerciantes son capaces de ocultar el tono de alegría en su voz mientras dicen esto, pero es mejor no molestarse.

La Horda y los goblins han conseguido llevarse bastante bien, como los orcos recuerdan el sacrificio de los goblins por la Horda en las guerras pasadas. Ellos todavía compran zeppelins y otros servicios goblins. A menudo disfrutan de la compañía de orcos y otros veteranos de la guerra con los que se juntan a beber en cuanto se les brinda la oportunidad. Viejos amigos, los goblins lucharon junto a la Horda en la Segunda Guerra, pero se separaron cuando comprendieron que resultaba más beneficioso trabajar para ambos bandos. Sin embargo, muchos goblins aún recuerdan la diversión de la Horda y están dispuestos a bajarles los precios de mercenarios y esclavos a Thrall y su gente. Los goblins ofrecen servicios casi exclusivos de transporte para la Horda, sus buques de vapor o zeppelins. Es más probable encontrar un equipo de zapadores goblin dentro del caos que forma la Horda que dentro de la Alianza. Tal vez con la suficiente persuasión, los goblins podrían ser convencidos para reincorporarse a la Horda por primera vez desde la Segunda Guerra (a pesar de que podría ser tan dañino como útil, sabiendo como son los goblins).


Quizás el único escrúpulo de los goblins es que ellos no traicionarán nunca a un cliente. Mientras que entiendan que cada bando de la guerra está igualado, en caso de la Alianza les esté pagando por servicios, comerciantes o mercenarios, no actuarán como agentes dobles para la Horda. Esto es como cerca a "honorífico" de lo que un goblin podrá estar nunca.

Lealtad

Aparentemente hay algunos goblins que todavía trabajan para la Horda que se encuentran en Vallefresno, Orgrimmar, Campamento Mojache y Las Mil de Agujas; incluso entonces, los goblins que trabajan para la Horda controlan el sistema de zeppelins. También parece ser que hay un puñado que trabaja para la Alianza, como el agente SI:7 RENZIK "The Shiv". Sin embargo, el RPG dice que estos son mercenarios o comerciantes que ganan dinero de la Alianza o la Horda al trabajar para ellos, o por los materiales que les venden.


Curiosidades

* En World of Warcraft, los goblins toman prestado el esqueleto básico de enanos, aunque su foto de perfil esté en un ángulo diferente; también poseen un baile único y otras animaciones diferentes. El modelo más viejo de goblin usado para pilotos de trituradora y maestros de vuelo toma el esqueleto básico de los diablillos.
* Algunos goblins NPC tienen nombres con doble significado, fuera del entorno del juego. Como diseñador de modas, el goblin con el nombre de Haughty Modiste's que es construido con las palabras "haughty" (arrogante) y "modiste", palabra francesa que quiere decir "diseñador de moda" o "vendedor de moda".
avatar
Azazel
MJ Gilneas
MJ Gilneas


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.