Azrael Telemnaitë

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Azrael Telemnaitë

Mensaje  Azraeldestiny el Jue Abr 14, 2011 8:06 pm

Esta historia la he diseñado conjunta con otro pj (una jugadora) así que posiblemente si esta jugadora publica su historia tendrá acontecimientos similares a los míos en el inicio de su narración la evolución será distinta y que será una alta elfa.

Número de Personaje: Primer personaje (principal)
Nombre: Azrael
Apellido: Telemnaitë
Raza: Elfo de sangre / sanguinario (para aquellos que les va mas al W3)
Clase: Paladin Mercenario (experiencia como bardo descripción en la historia)
Alineamiento: Neutral Bueno, seguidor del camino del bien, anti-racista (no reprocha a otras razas)
Objetivo: Volver a ver a su amada como objetivo principal (una alta elfa cazadora o guardabosques)

Características físicas:
Atractivo, y bien dotado de musculatura por el entrenamiento de su infancia, aun así es rápido y bien diestro. Pelo color castaño oscuro (odia dejárselo muy largo ya que le estorba a la hora de luchar con la espada), ojos azules anteriormente ahora ojos verdes (como todo elfo de sangre), y alguna que otra cicatriz en el cuerpo de las batallas realizadas durante su larga vida.


(un modelo de mi personaje, solo le falta retocarle la oreja)

Características psicológicas:
Aunque ha tenido una pasado en general duro referente al asalto a las tierras de los altos elfos, suele ser amigable con el resto de razas o clases (no le importa ayudar a cualquier facción siempre y cuando no haga daño a nadie que no se lo merezca por lo tanto si realiza una misión contra sus principios la rechazará), siempre emplea la diplomacia como primer método para salir ileso de las batallas o para evitar el derramamiento de sangre o lo mas casual para fingir y sacar información al enemigo, en caso de apuros suele tomar una personalidad seria y grotesca hasta tal punto de echarle frente con lo que se le plante por delante para seguir su objetivo o proteger a sus compañeros o la persona que mas desea. Le encanta todo lo relacionado a la literatura, el misterio y la poesía ya que todo esto le proporciona información extra a la hora de visitar algún lugar. Su objetivo personal es hallar el paradero de su enamorada alta elfa a la que no ve desde el ataque del caballero de la muerte Arthas en sus tierras.

Historia:
Azrael era hijo de una familia compuesta de un hermano y una hermana mayor que él y sus respectivos padres a los que no ve desde la batalla por proteger la región de Silvermoon. La familia vivía en la aldea Bruma Dorada con otro grupo de familias de elfos de clase media/alta. Sus hermanos y madre eran guardabosques y el padre seguía el camino de la luz como paladín al igual que su hermano mayor, por lo tanto desde pequeño decidió seguir los pasos de su padre ya que lo apreciaba y aunque era difícil seguirlo ya que se necesitaban hacer sacrificios durante el recorrido de este se lo propuso como reto. Durante su infancia estudió bajo la sabiduría de su padre todo lo relacionado con el camino de la luz y se entrenó junto a sus hermanos bajo el miramiento de sus padres durante el transcurso de sus estudios. Todo era monótono durante su crecimiento, estudiar y entrenar y sobre todo indagar en el pasado de Azeroth. Conocer la historia de las hermanas Windrrunner le hizo seguir con mas detenimiento sus objetivos sobre todo al oír a su padre nombrar las hazañas de Lothar, Tyralton y Alleria dándole así la visión de la diplomacia como clave principal. Pasaba el tiempo y el niño curioso que leía libros y veía a su padre como ídolo se transformó en un apuesto adolescente. Durante el desarrollo de esta aprendió a dominar las espadas cortas, largas y mandobles y también los escudos (habilidades básicas de los elfos de sangre), viendo que sus hijos progresaban el padre decidió comprarle a cada uno de ellos una buena armadura por lo tanto decidió visitar la ciudad de Silvermoon con la familia para regalarle a cada uno de sus hijos una buena armadura y que así estos pudieran valerse por si mismos. Al llegar allí y recorrer varias tiendas de la ciudad, Azrael no pudo evitar fijarse en una alta elfa apuesta de cabellos dorados y ojos azules brillantes que estaba sentada en una de las fuentes que había en la ciudad. Al acto instantáneo ella le sonrió con dulzura por lo que el muchacho se acerco a ella con cautela y bastante vergüenza.

-Azrael: ho...hola, bu..bueno no he podido evitar fijarme en esos ojos azules... así que bueno yo ...
-Alta elfa: jaja y ¿que diferencia tienen mis ojos del resto de elfos?
-Azrael: bueno... los tuyos son azules como el cielo... brillantes y de mirada relajante, además tu cabello dorado tan brillante y reluciente como el sol....

Acto seguido ella se levanta y el retrocede asustado ya que pensaba que le había dicho algo que no le gustaba. Ella lentamente se le acerca y le lanza un beso a la mejilla, a continuación le susurra al odio.

-Alta elfa: No eres como los otros elfos que lo han intentado no me das la impresión de ser arrogante y veo que eres tímido y dulce, nos volveremos a ver pronto por cierto me gusta tu pelo castaño jeje.

La elfa siguió su camino mirándolo de reojo y dulzura mientras Azrael se quedaba helado y tocándose el rostro en el lugar que la había besado, su corazón latía con fuerza. Estuvo perplejo con mirada vacía observando las afueras de la barriada por donde se había ido la elfa. A los minutos después sus padres y hermanos regresaron y se toparon con un chico con mirada perdida. Al ver esto su madre dedujo rápidamente lo que le ocurría así que esperó a llegar a la aldea bruma dorada para hablar con su hijo. Después de una larga charla madre e hijo, ella le contó la historia de su padre como consiguió ganarse su cariño con poesías y un buen laúd. A partir de aquel día Azrael redujo su entrenamiento como paladín para dedicarse mas a aprender poesía, romances y aprender a tocar el laúd para conseguir atraer la atención de aquella elfa que aun desconocía incluso su nombre. A los días siguientes aquella elfa que conoció en la ciudad se presentó en la aldea Bruma Dorada, ella venía de visita con su familia a ver la familia de los Telemnaitë con sus padres, al parecer ambas familias se conocian de haber luchado juntos contra los orcos y ella aprovecho esta oportunidad para viajar a la aldea y conocer al chico.

Parte 2

Al llegar a la vieja aldea conoció a los padres y a sus hermanos pero no lo vio a él, después de un rato decidió salir en su busca, por lo que le preguntó a sus hermanos y estos estrañados le indicaron su paradero. Azrael se encontraba en las costas cercanas a la aldea, como de costumbre se iba allí a entrenar, le resultaba más facil escuchar las olas del mar que le ayudaban a perfeccionar cada movimiento que había aprendido con el tiempo. Después de unos segundos comenzó a notar un cosquilleo estraño en el cogote, solo le ocurriá eso cuando alguién lo espiaba. Giró bruscamente mientras mantenía firme la espada ya que podría tratarse de algún enemigo tanto humanoide como animal.

-Azrael: ¡¡¡¿Quién anda hay?!!!

Giro bruscamente con la espada bien empuñada y preparado para contratacar pero al darse la vuelta se topó con la alta elfa que vio en la ciudad. Tragó saliba y retrocedio atras al verla, sus vestimentas eran provocativas, similar a las que llevaban las mujeres elfas expertas en combate, pero a ella le favorecia aun mas gracias a su físico.

-Alta elfa: vaya... no debí acercarme así sin avisar veo que he detenido tu entramiento.
-Azrael:[/color] no... no hay problema... *tartamudea*
-Alta elfa: por cierto la otra vez no me presenté, pequeño Azrael.
-Azrael:[/color] eh... si fue un fallo mío... ¡por cierto como sabes mi nombre!
-Alta elfa: digamos de que tu padre habla muy bien de ti y mi padre como se lleva bien con el tuyo pues ... por simple deducción adivine quien eres, bueno ya lo sabía cuando te ví por primera vez en la ciudad, la descripción que daba de ti tu padre es identica a tu apariencia, debe ser por que te aprecia demasiado *sonrie*. Por cierto mi nombre es Maegwing Delentil es un placer estar contigo *le extiende la mano*.
-Azrael:[/color] *le da la mano dudoso* es un placer...
-Maegwing:[/color] vaya hoy no estas tan dulce como la otra vez *sonrie* te noto nerviosillo.
-Azrael:[/color] para no ... estarlo... *la observa detenidamente* no te da verguenza llevar el traje
-Maegwing:[/color] bueno... algo si que me da pero es lo que suelen llevar las guardabosques... ademas aunque me repatea que me observen los humanos que visitan la ciudad y los propios elfos debiluchos, tengo que aguantarme y acostumbrarme a ser observada, de todas formas la armadura es ligera y me he adaptado rapidamente a ella pero aguantar a tanto degenerado...
-Azrael:[/color] te entiendo... *se quita su capa y se la da a ella* bueno.. arropate con ella asi no te sentiras tan observada por mi y a parte no cogeras frío ya que comienza a anochecer y el frío que desprende el mar es bastante desagradable a estas horas del día.
-Maegwing:[/color] *Se arropa con la capa y se acerca a él* ¿Vez?, estas cosas no las hacen los demas elfos y esos humanos bajitos con cara rechoncha y orejas pequeñitas *sonrie* Tal vez... no me aiga equivocado al estar a tu lado
-Azrael:[/color] *Se sonroja* Vaya... para no conocerme mucho bien que te lanzas...
-Maegwing:[/color] No soy tonta, prefiero tener a alguién fiel, que demuestra lo que vale y sobre todo que es admirado por su propio padre, se muchas cosas de ti a tu padre le encanta alardear de sus hijos sobre todo del mas pequeño que sigue su profesión, todo lo contrario del resto de gentuza que he visto, puede que eso lo aiga aprendido de mi hermano que tiene un caracter algo fuerte y que me ha hecho ver que el chico perfecto es aquel que sabe defenderse y sabe ganarse el corazón de una chica *sonrie*


(Maegwing con su equipo de guardabosques, una elfa perfecta comparadas con las canijas del wow XD)

Pendiente de corregirle las faltas + seguir continuando la historia

Azraeldestiny


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.