Tabla de alineamientos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tabla de alineamientos

Mensaje  Vlad el Mar Mar 31, 2009 5:23 pm

El alineamiento es una característica típica de los juegos de rol, iniciada ya en el mítico Dungeons & Dragons; Dragones y Mazmorras; es un término que define la perspectiva mental del personaje o de un grupo de personajes ya sean jugadores o no; cómo se orientan moral y éticamente hacia lo que les rodea.

El sistema de alineamientos creado por Gary Gygax será muy útil a la hora de tener una base sólida sobre la que desarrollar la mentalidad de vuestros personajes, aunque no ha de seguirse siempre para divertirse; puede variar el alineamiento del personaje, o simplemente no tener uno tan cerrado o concreto.

Así tendremos:

Legal Bueno: El típico guerrero que lucha por la justicia, la gloria y otros ideales superiores a su propia vida. Un tipo de persona que cree fervientemente, y sigue las leyes; amando a su prójimo e intercediendo en cuanto se le presente la ocasión. Tratan de mejorar su sociedad y la vida de los demás, estando lo más posible dentro del marco legal, y tratando de rectificar a los que no lo hacen. Algo importante a tener en cuenta, y a lo que no se suele prestar atención con este tipo de personajes es que si ven un atisbo de corrupción en el sistema al que sirven, o en alguna autoridad que lo hace, no se lo pensarán dos veces a la hora de castigarles por el medio que sea necesario para devolver las cosas a su cauce; aunque en muchos casos su obediencia a sus superiores les cegará ante esta posibilidad. Los jedi de Star Wars son un buen ejemplo de este tipo de personajes. Lord Uther el Portador de Luz, de la saga Warcraft, es un buen caso también.



Neutral Bueno: Es el clásico personaje que antepone el amor por los demás a cualquier ley o estado. El verdadero ejemplo de bondad sobre todas las cosas; incluso mejor que el Legal bueno, pues no tiene obediencia ciega hacia una sociedad o estado, tan sólo a ayudar a los demás. Es erróneo pues pensar siempre que un paladín "legal bueno" en World of Warcraft, es mejor que otro personaje que sea "Neutral Bueno", como siempre es creencia popular. Incluso si el sacrificio le obliga a obviar las leyes; lo hará, y las respetará siempre que pueda, pese a todo, siempre que no considere que dañan a alguien o no son justas con un desfavorecido. Respetando a la sociedad, no se siente ligado a ella, teniendo más libertad para elegir seguir sus propios principios. Hace el bien a su prójimo y quien necesite de su ayuda sin tener en cuenta su raza, edad, credo ni facción en la que luche. En el Señor de los Anillos podríamos ver a Gandalf, de este estilo, capaz de dar una somanta de palos a alguien por el mero hecho de tener que lograr que actúe correctamente o ganar un fin mayor; no dudó en castigar a Saruman, su antiguo superior, por corromperse. Thrall, el líder orco, es precisamente un buen ejemplo de este tipo de personaje dentro del universo Warcraft, quien pretende ayudar a los humanos ganándose odios entre los suyos a veces tan sólo porque desea que el bien triunfe sobre el mal que acosa su mundo.


Caótico Bueno: Este tipo de personajes obra simplemente siguiendo sus propios ideales y enseñanzas, sin tener en cuenta ninguna clase de ley o norma. Le importa un bledo el daño que pueda causar para ayudar o salvar a alguien, incluso si se perjudica a sí mismo o destruye una ciudad para hacerlo. Odia a las personas que se creen superiores y quieren imponer sus creencias sobre los demás, y pretende demostrarles que esas leyes les corrompen en su mayoría. Acostumbran a enfrentarse contra organizaciones, e incluso gobiernos; siendo casi siempre en casos de ser dirigidos por líderes injustos o corruptos. Es el clásico eremita o ermitaño que vaga por los bosques preparándose para asestar otro golpe a algún tirano; también suelen ser mercenarios con gran habilidad que sólo eligen trabajar para personas a las que consideran nobles y justas con los demás. Aquí podríamos englobar a cualquier líder como Jim Raynor, de la saga Starcraft, también obra de Blizzard Entertainment. Illidan Tempestira también tenía este carácter antes de irse a Terrallende y servir a la Legión Ardiente.



Legal Neutral: El típico juez; es la forma más fácil de definir a este tipo de personajes, pues son complejos. Se trata de personas que suelen apoyarse en códigos morales personales o en estados o sociedades que les parecen fuertes y que a la vez no se venden a nadie. Personajes que acostumbran a permanecer estoicos y firmes ante actitudes de un bando u otro, y simplemente juzgan sus hechos sin importarles la facción, y sin dejarse influenciar por comentarios de ningún bando. Una persona así no ve bien ni mal, sólo ve causas y consecuencias; decisiones, elecciones. Prefieren servir a la lógica que a esos dos contrarios principios. Suelen ser también personas que obedecen ciegamente las normas que juraron servir, y seguir a sus líderes (a quienes eligieron seguir ellos normalmente) sin importarles nada más salvo hacer su trabajo, ganar su sueldo y seguir adelante con orgullo y dignidad. Podríamos hablar de El Oráculo en la saga Matrix, alguien que forma parte de uno de los dos bandos (las máquinas) pero no se vende y permanece observando lo que le rodea y ayudando a que el orden continúe en el sistema, tratando de lograr la paz y el orden mediante ayudar al Elegido en su caso. Un personaje así en el mundo Warcraft lo tenemos en Medivh, durante su etapa como profeta y su intento de redención. Medivh se culpa a sí mismo y busca la redención y devolver el orden... persigue simplemente el orden en Azeroth, y no le importa que orcos ni humanos se odien entre ellos ni cómo sean de puertas adentro: sólo le importa que se unan, pues la Legión quiere destruir el mundo y traer el caos, y él desea que el orden sobreviva.


Neutral (a secas): La mejor forma de explicar qué son los personajes así es hablar de alguien indeciso, que igual hace una mala obra o alguna buena, sin pensarlo demasiado; que vive la vida sin importarle prácticamente nada la moralidad (aunque prefiera no hacer daño a nadie, tampoco le importa mucho si se da el caso en que lo hace y punto); no es más decidirse por nada tanto como pasar de todo y hacer las cosas sin pensar a veces. En ocasiones son personajes torpes, de escasa inteligencia o infelices que obran queriendo lograr un fin, y en su camino hacen toda clase de trastadas. Incluso podemos hablar de criaturas de poca inteligencia, con el nivel cognitivo de muchas alimañas más inteligentes que el resto, pero no mucho más que otras especies de animales. Ejemplos así podríamos tener en cualquier monstruo PNJ de Warcraft, como los murlocs o los gnolls en sus juegos, que no son malvados o buenos, simplemente están ahí (de vez en cuando incordiando a sociedades vecinas pero más por instinto que por maldad); mas, acércate a su territorio y verás...



Neutral puro: Personajes que se toman la neutralidad como algo a defender; pasarán de cualquier combate o batalla; evitando siempre elegir bandos o intervenir en cualquier aspecto salvo en su justa defensa. Siempre que puedan, tratarán de detener conflictos o hacer olvidar a ambos bandos sus rencillas para que dejen de causar destrucción. Impondrán en ocasiones su neutralidad como un "bien" sobre el bien y el mal; su equilibrio sobre el decantarse (a veces estarán comportándose así con los demás por sentirse superiores). También pueden darse casos de ser personajes que sirven sólamente a un principio, como proteger el mundo del daño, le venga de donde le venga; es típico este carácter de los druidas, quienes abandonan los conflictos y la política para cuidar de la naturaleza; siendo su raza más evidente en el universo Warcraft la raza elfa nocturna y la raza tauren, sobre todo. Nobles y bonachones, pero que no tratan de pensar en nada más allá que cuidar el medio ambiente y permanecer en paz. Cairne Pezuña de Sangre podría ser un buen ejemplo de tauren, preocupado por La Madre Tierra, en lugar de por destruirse unas especies a otras; y defendiendo esta tierra ante todas las demás cosas. En los elfos nocturnos podemos ver tanto a Tyrande Susurravientos como a Malfurion Tempestira, que se arriesgan constantemente para poder proteger las tierras donde viven.



Caótico Neutral: Un tipo de persona que se toma a sí mismo como alguien que camina libre por el mundo, sin verse atado a hacer el bien. Suelen ser personajes que pasan de todo y simplemente obedecen a sus impulsos, sin importarles las consecuencias ni hacerlo por hacer el bien o el mal, sino porque necesitan tal o cual cosa para ganar dinero o algún bien que necesiten para sobrevivir o por capricho. Valoran su libertad, pero poco les importará la del resto de seres. Si hacen el mal no es por ningún objetivo personal o por dañar a nadie, sino porque les interesa. Odian a la autoridad y las leyes, y simplemente quieren realizar sus negocios obviando las restricciones y evitando seguir ninguna tradición gremial o de ningún tipo, salvo la que ellos mismos o sus asociaciones impongan. Alguien así es completamente impredecible, no se sabe en qué momento puede dejar de ser útil a quien le pague, pudiendo irse a por quien le de más y matarte si tal es el trabajo. También es el caso de gángsters, mercenarios (no todos son así), criminales organizados, contrabandistas, cazarrecompensas, etcétera. Personajes así los podemos ver en los hutts de la saga Star Wars, o en los cazarrecompensas intergalácticos de esa misma serie como Boba Fett (quien luego demuestra no ser así completamente y tener ideales). Un claro ejemplo de este tipo de personaje lo vemos en el clásico pícaro o mercenario reclutable en Warcraft que sirve a sus principios y su bolsillo, como algunos goblins (no todos, de hecho, la mayoría no son así) no importándole matar a alguien para llenarse la barriga e incapaz de culparse por haber hecho algún mal, pues simplemente "son negocios".



Legal Malvado: Es el típico tirano, alguien que cree en las leyes orientadas para sus propios fines, creando sociedades donde reine el mal y el caos, creyéndolo como algo correcto porque simplemente es lo correcto para ellos mismos. En realidad siempre tratan de vivir de manera que hagan el mal pero parezca que no lo están haciendo. Son fieles seguidores de sus organizaciones criminales, tal cual el paladín sirve a las "buenas". Tienen un código de honor, como lo tienen los personajes buenos, pero orientado a defenderse a sí mismos y a quienes les sirven o a quien sirven; mostrándose mútua lealtad en su daño hacia los demás. Clásicos los estados con gobiernos o funcionarios corruptos o las sociedades y "familias" de crímen organizado. Son personas que cumplen un juramento, ya que si lo hicieron es porque iba a beneficiarles a ellos o a su asociación en general. Evitan siempre que pueden los problemas, queriendo gobernar pero sin que las leyes los persigan, valiéndose de esbirros o sicarios a su servicio si es necesario, para no perjudicar su imagen real fuera de la mentira que crean. También evitarán dañar a niños, ancianos y gente que no pueda defenderse, siempre creyendo justos de su ira los que se oponen concretamente y cara al público a que se enriquezcan y medren. Por estos dislocados "principios" se creerán siempre superiores al resto de villanos, de quienes, precisamente, suelen depender para cumplir sus designios; y se creerán también superiores a los "buenos", tachándoles de "ciegos" y "corruptos" cuando en realidad ese es su defecto propio. El emperador Palpatine, Darth Vader o el Conde Dooku son buenos ejemplos de este tipo de villanos en el universo Star Wars. Ejemplos de este tipo de villanos en Warcraft los podemos ver en el Príncipe Kael'Thas, quien, encubriendo sus maldades, aguantó con su imagen de "bueno" mediante utilizar a sus lacayos hasta el mismo final, donde se descubre su traición a los elfos de sangre a quien él mismo unió y "creo"; aprovechándose del dolor de su pueblo para que le ayudasen a lograr su verdadera meta.



Neutral Malvado: Simplemente son criminales que pretenden sobrevivir a costa de cualquier cosa que se les cruce en su camino, siempre sin dilación y sin dudas. Solo tratan de salir indemnes de cualquier situación y enriquecerse con ella, sin tener para nada en cuenta a quien diablos haya que matar o quitar de en medio de otro modo para lograrlo. Es el clásico ejemplo de esbirro, sicario o seguidor del tipo de villanos "Legal Malvado", ya sea por conveniencia, por miedo, o porque simplemente les da la oportunidad de enriquecerse y mejorar sus capacidades para ser mejor con otro señor así, sin importarle tampoco cuando su situación cambie si ha de matar al que actualmente sirve para irse al que mayores beneficios le aporte. Son gente sin escrúpulos ni dilemas morales, sólamente sirven a un credo: "sacar algo de"; si bien tampoco gustan de luchar en guerras, salvo por "deporte" o por ocasión de conseguir algo concreto y tangible de ellas. Son ejemplos de gente que también desean extender el caos por el mundo por el mero hecho de ver qué pasa, porque tengan el ideal de destruir cuanto se les antoje; y suelen ir unidos al tipo de villanos descrito anteriormente, aunque estos villanos siempre han de tenerles un ojo encima por si las traiciones. El ejemplo más claro de esta relación la tenemos con Saruman en el Señor de los Anillos para con el señor Oscuro Sauron, de quien sólo pretende ganar poder para ser él el siguiente en poder tener habilidad para destruir el mundo a placer. En Warcraft podemos ver este tipo de villano claramente en el príncipe Arthas Menethil (en su primera época en el juego, sobre todo); cuando cambiaba rápidamente de lealtades tan solo para obtener más poder; teniendo ese deseo de destruir Azeroth y pretender nada más que, de lugares como Lordaeron, simplemente verlos reducidos a cenizas.



Caótico Malvado: Seres que creen tan sólo en el poder en sí mismo, en destruir todo cuanto les sea posible, pobremente organizados y sin otro tipo de visiones ni intenciones salvo la de matar a cualquier cosa que se les ponga en su camino por ser aún más poderosos y tener más lugares que destruir. Gente cruel, sin escrúpulos, cuyo único afán es ganar más adeptos, siempre con el miedo a perder el poder, que fácilmente pueden perder debido a que toda su cadena de mando está llena de los demás tipos de villanos, que no dudan un momento a la hora de traicionarlos o matarlos para sustituirles en el puesto que ocupan. Su poder o ascenso a él se gana tan sólo mediante la fuerza o en el miedo que inspiran a sus semejantes, hasta que haya alguien que sea más fuerte que ellos y los asesine. Sauron o Morgoth son buenos ejemplos de este tipo de villanos, estos seres que solo buscan destruir y arrasar para ganar tanto poder que no quede nadie en el mundo salvo ellos mismos y sus siervos para adorarlos; en el Señor de los Anillos. En Warcraft, tendríamos el claro ejemplo de los señores demonios como Sargeras o Kil'Jaeden, así como Gul'Dan el brujo orco, siempre "rodeados de inútiles" y "escoria" como ellos suelen decir, gente que sólo les sirve mientras no tengan la oportunidad para querer matarles o usurparles y queriendo causar destrucción.
avatar
Vlad
Admin. Kazzmara
Admin. Kazzmara


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.